PPAS PARA GENERADORES RENOVABLES

PPAS PARA GENERADORES RENOVABLES

PPAS PARA GENERADORES RENOVABLES

Durante los últimos años se ha observado un cambio en la toma de decisiones de los consumidores y por ende de las empresas. Este cambio ha sido provocado por el cambio climático que cada vez más está causando graves problemas a nivel mundial, y ya hay varios estudios que lo contrastan.

Según la Organización de Consumidores (OCU), el 73% de los españoles hacen sus compras teniendo en cuenta los aspectos ecológicos y éticos de los productos, así como de las energías que utilizan. Esto está provocando que las empresas sean cada vez más conscientes de los métodos que utilizan.

El estudio que realizó IBM, International Business Machines Corporation, centrado en analizar las tendencias de consumo globales, reveló que la importancia que tienen los valores asociados a una marca supera factores como el precio o la conveniencia, es decir, actualmente los consumidores prefieren pagar más por productos que se encuentran en armonía con el planeta.

Además, la crisis en la que actualmente estamos sumergidos, crisis del coronavirus, ha aumentado la sensibilidad ecológica de los consumidores. Tras cuatro meses de confinamiento, cierre de locales y parón de las actividades productivas, los clientes son ahora más conscientes de la necesidad de conservar los recursos naturales, y se inclinan más por la compra de artículos que cumplan con estos estándares, según una encuesta realizada por Capgemini.

Es una realidad que los consumidores estén cambiando sus preferencias de compra hacia modelos más comprometidos con el medio ambiente, pero, aun así, existe un 64% de las empresas que no cree que el impacto social o medioambiental afecta a las decisiones de compra.

Según Capgemini, corporación multinacional francesa de servicios de consultoría tecnológica, reconoce que el peso que la sostenibilidad tiene en las decisiones de compra pone en juego un 6% de la facturación.

El Covid-19 ha incrementado la conciencia social, y en consecuencia su impacto en las compras. El 67% de los consumidores afirma que será más consciente de la escasez de los recursos naturales debido a la crisis del coronavirus.

Cuidar el medio ambiente es una preocupación tanto de los gobiernos como de las empresas y los ciudadanos.  Es un momento en el que todos somos conscientes de que los productos respetuosos con el medio ambiente promueven la conservación y reducción de las emisiones contaminantes que está afectando a nuestro planeta de manera importante.

Los productos obtenidos a partir de empresas que utilizan energía renovable proporcionan numerosos beneficios como reducir la demanda de materias primas no sostenibles y así mejorar el impacto negativo que conlleva su obtención. También los procesos de producción se basan en la sostenibilidad para depender en menor medida de las materias primas y de las fluctuaciones de los precios de la energía.

Los productos verdes ofrecen numerosos beneficios como una vida útil más prolongada, mayor funcionalidad y facilidad para ser reciclados. El empleo de productos sostenibles supone un valor añadido para la empresa, ya que los consumidores cada vez prefieren empresas comprometidas con el planeta y que utilicen suministros verdes.

Por lo tanto, es hora de que las empresas empiecen a cambiar los hábitos y los métodos utilizados hasta el momento, pues gracias al cambio de pensamiento de la población a favor de los recursos naturales es conveniente que todas las entidades emprendan alternativas hacia la obtención de materias no renovables, como el carbón, el gas o el petróleo.

Por todo ello, ya son muchas las corporaciones que optan por los PPAs. ¿Qué son los PPAs? Un PPA, Power Purchase Agreement, es un acuerdo o contrato de compraventa de energía limpia a largo plazo desde un activo concreto y a un precio fijado entre un desarrollador renovable y un consumidor. El acuerdo contiene términos contractuales corrientes de venta de electricidad, como duración del contrato, punto de suministro, días y horas de suministro, volumen, precio y producto, además de garantías de penalizaciones y gestión de desvíos.

Los PPAs están creciendo de forma exponencial debido al descenso del coste de producción de la tecnología fotovoltaica y a que son impulsados por corporaciones claramente comprometidas con la sostenibilidad energética, por razones de conciencia medioambiental y de eficiencia económica.

En general los PPAs son contratos privados que se negocian ajustándose a las necesidades de las dos partes involucradas y buscando su comodidad con el acuerdo. A parte, facilitan a la planificación de los costes a largo plazo, el precio de la electricidad se fija en el momento de firmar el contrato y para toda la duración del mismo, contribuyen al cumplimiento de los objetivos en materia de sostenibilidad y mejoran la reputación de la empresa como organización sostenible.

 

Será una gran ventaja para las empresas optar por aquellos recursos naturales, ya que aumentarán sus beneficios de manera significativa y ayudarán a evitar el cambio climático siendo más sostenibles para el planeta y para los ciudadanos.

Para saber más