EFICIENCIA ENERGÉTICA
Energia eólica

EFICIENCIA ENERGÉTICA

EFICIENCIA ENERGÉTICA

La población del planeta está creciendo a ritmos insostenibles y el uso ineficiente de todo tipo de productos energéticos está causando graves problemas al medio ambiente.

La eficiencia energética y el ahorro son un elemento fundamental para la mejora del medio ambiente, y, en especial, para evitar el calentamiento global.

La eficiencia energética o también conocida como ahorro energético, es el objetivo de reducir la cantidad de energía utilizada para proporcionar productos y servicios. Las mejoras en la eficiencia energética se consiguen mediante una tecnología o un proceso de producción más moderno y eficaz o mediante métodos que consisten en reducir las pérdidas de energía.

La eficiencia energética es cada vez más un asunto de extrema prioridad para los gobernantes. El uso limitado de las fuentes de energías no renovables, el aumento de su precio, la dependencia energética de otros países y el impacto ambiental son algunas de las razones por las que cada vez más países se unen al desarrollo del mercado de servicios relacionados con la eficiencia energética.

Además, la crisis del coronavirus ha tenido un impacto socioeconómico que ha provocado un aumento de la pobreza energética debido a dos factores: la reducción de la renta, por la pérdida total o parcial de ingresos, y el creciente consumo energético doméstico, por la situación vivida en los meses de confinamiento. Todo ello, agravado al problema de la baja eficiencia energética de las viviendas y el poco conocimiento de la factura energética, ha provocado un aumento de las situaciones de flaqueza.

SI NO LOGRAMOS CAMBIAR LA SITUACIÓN, LA PRÓXIMA PANDEMIA MUNDIAL SERÁ EL CAMBIO CLIMÁTICO “ Organización Mundial de la Salud”.

Durante los últimos años ha habido distintos foros para debatir sobre el futuro del planeta. Los más pioneros fueron la Cumbre de Kioto de 1997 y la Cumbre de Johannesburgo en 2002, los líderes mundiales comenzaron a negociar acciones a favor de un desarrollo sostenible y en donde se abordaron, entre otros asuntos, la tarea de fomentar la eficiencia energética.

En España existe un Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020, el cual se constituye como una herramienta central de la política energética, cuya meta es alcanzar los objetivos de ahorro y eficiencia energética que se derivan de la Directiva 2012/27/UE.

Sin embargo, la UE hizo público los datos que reflejan cómo el año 2017 el consumo de energía aumentó por tercer año consecutivo, alejándose de los objetivos propuestos, provocando que España alargue el tiempo estimado para fijar los objetivos en 2030.

EL USO INADECUADO DE LA ENERGÍA AHONDA EN LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO DONDE VIVIMOS.

A medida que la sociedad avanza, consume más energía, pero este proceso no siempre ocurre de forma eficiente. El ahorro energético, en contra de lo que mucha gente pueda llegar a pensar, da lugar a un incremento de la calidad de vida, pues podemos disponer de renta disponible y de mayores prestaciones de servicios y confort a menor coste. Además, nos da la posibilidad de ser menos vulnerables ante posibles crisis de suministro.

Las posibilidades de la eficiencia energética a nivel mundial han quedado contrastadas a través de la creación de vehículos que requieren de menos combustibles fósiles e incluso no requieren de ellos, electrodomésticos que consumen menos electricidad y lámparas que consumen una cuarta parte de la energía que las antiguas.

La Comisión Europea insiste en el papel que han de desempeñar las fuentes de energía renovables.

La energía es imprescindible para el desarrollo económico y social, pero el actual consumo y abastecimiento energético comprometen el desarrollo de las generaciones futuras. El desarrollo sostenible significa utilizar los recursos naturales de forma que se reduzcan los impactos ambientales.

 

El uso adecuado de la energía junto al crecimiento de las energías renovables son las mejores alternativas para reforzar la seguridad de abastecimiento energético y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para poder alcanzar un crecimiento sostenible.