Subidas en la tarifa de la energía eléctrica

Subidas en la tarifa de la energía eléctrica

El marco regulatorio que modifica la tarifa de la energía eléctrica entró en vigor el pasado 1 de junio. El objetivo de esta modificación es fomentar el ahorro, la eficiencia y el autoconsumo energético; también fomentar la movilidad con vehículos eléctricos. 

La modificación de la tarifa de energía eléctrica ha sembrado de dudas a gran parte de la población, ya que hay 3 franjas horarias distintas con diferentes precios. En este artículo te explicaremos todo al detalle.

¿A quién afecta la modificación del la tarifa de energía eléctrica?

Todos los que tenían contratado la tarifa 2.0 pasan a tener la nueva tarifa 2.0TD.

La contratación de energía eléctrica que pertenece al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) se ven afectadas por esta modificación de tarifa. Es decir, las tarifas que se ubican en el mercado regulado, un total de 10,7 millones de tarifas en España.

Los suministros eléctricos que entran en la nueva tarifa son las redes con potencia contratada inferior o igual a 15 kW.

La nueva tarifa afecta a la península y las islas; Ceuta y Melilla no se verán afectadas.

¿Qué se paga con el nuevo precio de energía eléctrica?

El precio de la electricidad de compone de las siguientes partes: el 24,1% corresponde al coste de la energía más el margen para la comercializadora de energía, el 54,5% corresponde a cargos y peajes (parte variable de la tarifa) asociados, en principio, a fomentar el uso de energías renovables y el 21,4% restante corresponden a impuestos.

Nueva tarifa de energía eléctrica y sus franjas horarias

Esta nueva tarifa implica una reducción del precio fijo (precio de la electricidad + impuestos) pero incrementa el precio variable de la energía eléctrica (cargos y peajes) en función de su uso.

Ahora existen 3 tramos horarios diferentes para el consumo de energía eléctrica: tarifa valle, tarifa llana y tarifa punta. La más cara es la tarifa punta y la más barata la tarifa valle.

Tarifa de la energía eléctrica

La tarifa punta es la franja horaria en la que la energía eléctrica es más cara. Esta tarifa se aplica de lunes a viernes de las 10:00 a las 14:00 y de las 18:00 a 22:00.

La tarifa llana es un 25% más barata que la tarifa punta. Esta tarifa se aplica de lunes a viernes de las 8:00 a las 10:00, de las 14:00 a las 18:00 y de las 22:00 a las 24:00.

La tarifa valle es la más barata, un 95% más barata que la tarifa punta. Esta tarifa se aplica de lunes a viernes de las 24:00 a las 8:00 y los sábados, domingos y festivos de 00:00 a 24:00.

¿A qué se debe este cambio?

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha justificado este cambio de tarifas con la intención de fomentar un consumo responsable de energía eléctrica. Esto hace mucho más rentable a largo plazo las instalaciones de infraestructura para energía renovable.

¿Cómo afecta en el día a día?

 A la mayoría de consumidores el cambio les puede afectar en forma de subida de la factura eléctrica. A continuación indicamos una estimación del coste eléctrico de actividades tipo, que todos realizamos de forma cotidiana.

Poner el lavavajillas en hora punta ha pasado a costar 40 céntimos la hora frente a 30 céntimos que costaba el mes pasado. Esta subida se verá reflejada en el uso de todos los electrodomésticos. El electrodoméstico que más electricidad consume es el frigorífico, que supone el 30,6% de la electricidad consumida por un hogar.

Las personas con vehículo eléctrico también notarán considerablemente esta subida de precio si lo cargan durante el día. Es por esto que se recomienda cargar el vehículo eléctrico en las franjas horarias que cubre la tarifa valle.

Algunas recomendaciones para mantener la factura eléctrica bajo control tras los cambios

    • Adaptar los hábitos de consumo en la medida de lo posible para desplazar consumo hacia horas valle o en su defecto llano.
    • Para sistemas de calefacción y climatización eléctricos planificar las horas de utilización y utilizar la inercia de los habitáculos.
    • Ajustar la potencia a lo que realmente se necesita en cada periodo.
    • Revisar la tarifa y comparar precios. En la mayoría de los casos hay un amplio margen de optimización.
    • Vigilar el stand by.
    • Reducir la temperatura de la lavadora.
    • Utilizar solo iluminación LED y, si es posible, electrodomésticos eficientes.
    • Recargar el vehículo eléctrico solo por la noche.
    • Si es posible, instalar energía fotovoltaica para autoconsumo.

 

Cobaltiq te ayuda a reducir el precio de la factura de la luz. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte sin compromiso.

¡Cobaltiq forma parte del cambio!

 

Deja una respuesta