PREVISIÓN DE CIERRE DE 2020 EN LAS ENERGÍAS RENOVABLES

PREVISIÓN DE CIERRE DE 2020 EN LAS ENERGÍAS RENOVABLES

El 2020 se convierte en el año con la energía más limpia

Las energías renovables habrán alcanzado este 2020 el 43,6% de toda la electricidad a nivel nacional, por el cual se registraría su mayor participación en el mix de generación desde el año 2007. La cuota de producción de energía verde en 2020 ha sido de un 6,1 punto porcentual superando de este modo al año anterior con un 37,5%.  

En 2020, España ha generado 109.269 gigavatios/hora de electricidad de origen renovable, lo que supone un 11,6% más que en el 2019. La energía eólica situada como la responsable de más de la quinta parte de toda la producción, ha sido el origen con mayor presencia y se coloca en segundo lugar justo después de la energía nuclear, seguida de la energía hidráulica, la cogeneración y la solar fotovoltaica.  

Por otro lado, también tenemos como protagonista el carbón, con un papel de “malo en retirada”, ya que este combustible ha destacado por el recorte de un 60% de su producción con respecto al año 2019. En 2020 el carbón ha anotado su mínimo histórico anual de producción y de colaboración en el mix de generación de energía español.  

Las previsiones de cierre del 2020 publicadas por Red Eléctrica ponen de manifiesto algunos de los primeros resultados del avance de la transición energética donde el Gobierno de España puso en funcionamiento el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, cuyo objetivo es que el 74% de toda la energía que se genera en España proceda de las renovable en 2030. La necesidad de realizar varios cambios a favor de planeta ha empujado al 2020 a ser el año con menos producción de emisiones de CO2, siendo el 66,9% de todos los GWh de electricidad generados en 2020 procedentes de tecnologías que no emiten gases de efecto invernadero. 

En este 2020 se ha podido observar que la demanda de energía eléctrica del sistema eléctrico español ha descendido un 5,6% en comparación con el 2019. Las principales causas de este descenso vienen fomentadas, principalmente, por la pandemia de la covid-19, que ha ralentizado la actividad económica modificando los hábitos y rutinas. 

Los sistemas que han acusado los mayores descensos ha sido el balear con una bajada del 19,6% con respecto a su demanda en 2019, seguido por el sistema canario con un 10,3%, el peninsular con un 5,1%, el ceutí con un 3,7% y el melillense con un 0,9%. El día 20 de enero de 2020 a las 20:22 horas fue el momento donde se registró el máximo de demanda en el sistema eléctrico peninsular, donde alcanzó un consumo de 40.423 MW, pero, aunque fue la mejor cifra no dejó de ser inferior a la del 2019, año donde la cifra llegó a los 40.455 MW.  

El sistema eléctrico peninsular cierra este 2020 con un saldo importador de 3.857 GWh, un 43,8% inferior al obtenido en el ejercicio anterior. 

A pesar de la trágica pandemia que estamos viviendo, el balance energético anual y la reducción de emisiones, nos deja algunas noticias positivas y sobre todo motivos de esperanza en que avanzamos hacia un mundo mejor para nuestros hijos.